Cómo Regresar de la Senectud a la Juventud

El presente tema no se refiere a la recuperación de un cuerpo viejo, convirtiéndolo en uno nuevo. No, aunque ya existen investigadores para revertir el envejecimiento mediante las nuevas tecnologías científicas para prolongar la buena salud del ser humano hasta por 500 años; pero ésta es otra historia.

Generalmente las personas de la llamada Tercera Edad (a partir de los 60 años de vida) comienzan a preocuparse por su inminente muerte y esta preocupación hace que la vejez se manifieste con mayor fuerza. Se sienten más viejas e inútiles con el paso del tiempo. La autoconmiseración contribuye a un estado de ánimo que conlleva tristeza, melancolía, añoranza, angustia, desesperación; que también las envejece precozmente.

¿Por qué sentirse viejo o vieja?

Esta forma de pensar, este sentimiento negativo, es el que podemos cambiar si así lo decidimos. 

Sí, se trata de una firme decisión para cambiar nuestros hábitos, costumbres, pensamientos, sentimientos, estados de ánimo, negativos todos, hacia sus contrarios, los positivos.

Esto no es una teoría, lo estoy viviendo en carne propia. Les comparto mi experiencia:

A mis 67 años de edad ya me sentía cansado, aburrido de la vida, triste, acongojado, abandonado, marginado, angustiado, ansiolítico, hasta pensaba en el suicidio. De pronto me di cuenta que mi cuerpo estaba en perfectas condiciones de salud, su funcionamiento era completa: pies, manos, ojos, oídos, nariz, lengua, corazón, etc., todo me funciona bien actualmente (2014). Entonces, ¿Por qué actúo como anciano?

Comencé a investigar y encontré que mi mente era la que producía, generaba, creaba o fabricaba aquellos pensamientos negativos que me hacían sentir un viejo inútil. No estuve dispuesto a que mi mente se saliera con la suya. Busqué un antídoto, un arma en contra de lo que mi propia mente pensaba: los pensamientos positivos.

¿Qué era lo que me hacía falta para actuar, pensar y sentirme como un joven de 20 años de edad?

Entonces llegó la iluminación divina, esa luz proveniente de mi Creador, Dios:

¡Te falta estudiar!

¡Eso es! Tengo la capacidad física, mental y espiritual para regresar a la época en la que estudiaba secundaria, preparatoria, la cual dejé trunca, ¿por qué no retomar mis estudios de bachillerato?

¡Claro que sí! ¡Manos a la obra!

Busqué en Internet información respecto a cómo estudiar en línea el bachillerato y gracias a Dios existe un programa Prepa en línea – SEP, que se encuentra en la página web:

http://www.prepaenlinea.sep.gob.mx/ 

Desde ese momento todo cambió para mí, de la vejez pasé a la juventud, me sentí joven otra vez, inicié mis trámites, envié copia escaneada de mis documentos personales: certificado de primaria, secundaria, acta de nacimiento, comprobante de domicilio; y ahora aquí estoy cursando la preparatoria como un alumno más del sistema educativo virtual ya mencionado.

¡Claro que se puede! ¡Querer es poder! Nunca es tarde para estudiar, para acrecentar nuestro acervo cultural, para desarrollar nuestras competencias en los ámbitos personal, académico, profesional y/o laboral.

¿Se siente viej@? ¡Ya no más! Recupere su Juventud tomando esta sencilla decisión: Quiero volver a sentirme joven. Por supuesto que lo logrará. Lo tengo comprobado. Lo estoy viviendo en vivo y a todo color.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s